Palabras que sanan

Escribir siempre me ha gustado. Desde que era chica tenía una buena relación con la escritura y con la lectura. Me permitían hacer tres de las cosas que más me gustaban a la época, estar sola, explorar otras realidades y aprender.

Hoy, como parte de una terapia escribo día a día en un diario. No solo transcribo las cosas sucedidas sino también emociones, frustraciones, sobre mis miedos y sobre mis planes. No sé porque me sorprende que este habito tengo un efecto catártico sobre mí.

Después de escribir y descargar mi estado mental y emotivo sobre el papel siento que el peso que llevo se alivianara un poco. Tiene un efecto casi sanador me atrevería a decir.

Cuando hay cosas que por diferentes motivos no te atreves a decir en voz alta o que te pone en estado de ansiedad el compartirlas y luego las escribo sobre mi diario, es como si las exorcizara, sacándoles asi una parte de ese poder que tiene sobre mí.

No tendría que sorprenderme este efecto ya que siempre tuve una estrecha afinidad con las palabras escritas, siempre me resulto más fácil expresarme a través de la escritura que con mi propia voz.

Estoy aprendiendo en más de un sentido que las palabras sí tienen un peso y me siento agradecida de poder ser testigo del poder sanador que tienen cada una de ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s