Rutina

Instalar una nueva rutina no es algo fácil de hacer nunca, tanto menos cuando uno basa la propia seguridad y bienestar en esas pequeñas tareas rutinarias. Uno encuentra un punto de equilibrio en un mundo muchas veces caótico. ¿Y que hace uno en esas circunstancias? Lo ordenamos. Sí, ponemos orden para poder crear una relación simbiótica y no de contrasto con lo que nos rodea.
El problema reside cuando el caos no quiere ser ordenado. Nos demanda adaptación para ampliar nuestros limites de comodidad y nuestra capacidad de aprender y asimilar. No se puede aprender nada nuevo sin sacudir el polvo a la tan querida y engañosa rutina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s