Blanco o Negro

La polarización de opiniones siempre me ha resultado un error común en la sociedad de hoy. La verdad está de un lado o está de otro. Esas son las opciones. Elige una.

No quiero caer en el “la verdad está en un punto medio” ni en otras banalidades. Hay situaciones, pocas, en las que podemos decir con firmeza que la verdad está en una cierta posición, un ejemplo sería el estar netamente contrario al horror del holocausto.

Defender a ultranza un partido político asegurando que va a ser la salvación de un pueblo, me parece no solo exagerado sino también peligroso. Es como “darle” un poder al otro para que me salve.

Los gobiernos son guías que elegimos pensando en las soluciones que nos pueden ofrecer para garantizar derechos, servicios y protección. Son elegidos no para salvarnos (¿de que me pregunto?) sino para servirnos en las mejores de sus capacidades.

Bien, esto no sucede en tantos casos. Nuestras elecciones a veces resultan equivocadas (mirándolas en retrospectiva) y muchas veces las decisiones gubernamentales son no solo erróneas sino también ineficaces.

El fatalismo (y fanatismo) del hacer de una figura política o de un partido la solución de todos los problemas demuestra una pereza mental y una falta de responsabilidad sobre nuestra propia posición (individual) y nuestro impacto en la sociedad en la que pertenecemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s