El Perdòn y El Amor

Dar infinitas oportunidades no es la definición de amor. Si amas perdonas siempre, dicen. Quizás si estamos hablando del amor divino, si creemos en él por supuesto. ¿Y en el amor humano?

Alrededor mío he visto los estragos que ha causado una personalidad que creía, y quizás aún lo hace, que cuando amas perdonas una y otra vez, no importa el daño que te hagan. Es algo que me resulta difícil de entender, por más que siempre he tratado de escuchar para entender razones. Es más fuerte que yo, si amas, no humillas, ni insultas o menosprecias a alguien. El amor implica otros comportamientos.

Nunca fui capaz de entender el “me quedo porque lo amo” y “él hace también tantas cosas buenas por mí”. Al escuchar cosas como estas me hacía hervir la sangre. No podía, en absoluto, entender como una mujer inteligente, capaz y linda se sometía ante una situación del genere.

Más de diez años en esa relación estuvo y pasaron cosas muy feas en el medio. Y aunque quisiera ser el tipo de persona que entiende y ofrece apoyo emotivo, no puedo evitar de sentir rabia, ante la persona que le hizo daño a un ser querido y también ante la persona que se dejó dañar. No me siento orgullosa de sentir así, pero hay una pequeña parte de mí que piensa “podrías haber salido de esa situación antes, tenías opciones, tenías seres queridos que te habrían apoyado”.

Hoy está bien, se podría decir, pero las secuelas del maltrato quedan. Todavía no quiere entrar en una relación nueva, pasaron años ya, porque piensa que es ese el tipo de persona que atrae y no quiere volver a vivir algo similar. Eso me da rabia también, ya que veo una persona que es así gentil, paciente y fuerte a la vez, que esta dotada para estar y para formar una familia y que ya perdió la esperanza de poder hacerlo a causa de él.

Es un desperdicio ya que no conozco a nadie más adapta a formar una familia propia que a ella. Sé que es un tema doloroso, por eso trato de no sacarlo, no quiero causarle más daño del que ya recibió y también por una segunda razón, tengo miedo de no poder contener mi rabia y que sea ella quien la reciba.

Solo me queda desearle desde el fondo de mi corazón que el amor la encuentre y que cure sus heridas, al lado de una persona que le enseñe lo que es de verdad el amor. Pero antes que todo, tiene que aprender a amarse a si misma del mismo modo e intensidad con la que ama a los demás. Al amor que sentimos hacia los otros no precluye el amor y el respeto a sí mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s