El Mar

El mar escondía sus secretos. Iba allí cada vez que podía. Especialmente en el aniversario del evento. No muchos lo entenderían por eso era algo que no contaba a los demás.

Sentía una mezcla de alegría y tristeza. Allí estaba su amada. Cómo un enamorado mas no podía evitar la excitación y alegría de correr hacia lo que mas amaba en este mundo y a su vez un profundo dolor al no encontrarla esperándolo. No, ya no esperaba a nadie.

Era asi como tenia que ser. Al menos solo él, era al que iba a su encuentro. Solo él iba a venerarle en ese cementerio azul, vasto e infinito, como los ojos de ella.

Siempre la recordaba, siempre estaba en sus días, pero era allí donde conectaba de modo mas intenso con el amor impenetrable, obsesivo que sintió casi del momento en que la encontró.

Si, él era el culpable de ponerla allí. Si, él era culpable de no poder controlar el torbellino que ella causó en su vida. Todo terminaba allí, en ese mar donde la había visto por primera vez. Allí ella estaba en paz y un día, el menos pensado, él le haría compañía y juntos compartirían esa paz que no fueron capaces de construir en este mundo. Juntos, como el primer día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s