A los nuevos comienzos

Las dudas te toman de rehén fácilmente. Crees que no eres suficientemente capaz de lograrlo o que el camino es demasiado arduo. Esa meta es una destinación más asequible para otro tipo de personas, no para alguien como tú.

El miedo es el que habla, no es tu pasión, no es aquello con lo que sueñas, esas voces susurran mientras la de tu miedo grita. Es más fácil quedarse en el lugar que estas. Es más fácil pensar que ese sueño es irrealizable. ¿Cuál es la verdadera posibilidad de que lo logres? ¿Para qué intentarlo no?

Pero es lo que amas, dice una voz susurrante en el fondo de tu mente. Y sonríes ante ti mismo. No se renuncia a lo que se ama. Nunca. Es morir en vida vivir sin tu sueño, sin esa pasión que atrapa tu mente y tu corazón. Es como estar muerto, bien lo sé yo.

Vivir sin entregarse a lo que amas, vivir viviendo un sueño prestado destinado más a hacer feliz a los demás que a ti mismo. Esto es morir de a poco y me he cansado de no vivir.

La sangre empieza a pulsar con más fuerza mientras planeo, mientras dibujo mi campo de batalla. Veo los obstáculos, pero aunque a veces el desanimo me invade, el placer y la energía de crear un nuevo camino para mis sueños supera esos fútiles miedos que tomaron mi vida en sus puños tanto tiempo atrás.

Puedo soñar, puedo caminar despacio hacia mi meta, disfrutando el proceso, porque es un proceso que transforma mi ser y que me permite recobrar mis fuerzas y sacar de las garras del miedo mi vida. Si, mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s