Respira…

La quietud es increíble. Es como si pudiera escuchar mis pensamientos y en el mundo no existiera nada mas. Que paz. Quizás así debería ser siempre.Quizás no, pero esos minutos, inmensos en su calidad ,logran que el alma y el pensamiento reposen. Un bálsamo contra la frenética actividad y movimiento del mundo. Ese continuo existir sin pausa y sin real reposo.

Esa espera antes del amanecer, cuando todo esta todavía oscuro y silencioso, es la que necesitamos para respirar, para ser uno mismo junto con el universo. Después de vivir estos momentos se afronta el día con una renovada energía y una nueva conciencia de si mismo, tan necesaria para no perderse en un mundo que te obliga a homologarte a los demás, tanto en tus necesidades como en tus sueños.

Respira y siente en tu interior esos momentos antes que el día inicie y ponte en sincronía contigo mismo. Es el mejor regalo que puedas hacer a ti mismo y al mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s