Los puentes del desamor

Había creado docenas de puentes, intentado construir tantos modos de llegar a él. No por masoquismo sino porque veía que él estaba completamente incapacitado para hacerlo y veía (o mejor dicho sentía) su sufrimiento. Y sin medir medios continuó a construir esos puentes, pero las fuerzas después de un tiempo se acaban, el amor y la paciencia no son energías inagotables. Ella de repente se sintió exhausta, la fuerza la dejó y la tristeza la inundó. No había sido suficiente. Bajó los brazos y los puentes se cayeron. Quizás después de haber recuperado las fuerzas volvería a construirlos de nuevo, pero en otro lugar. O quizás habría un lugar para ella en donde no hubiera necesidad de construirlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s