Destrucción y Creación

Cómo me gusta el viento. Soplando suavemente y arrastrando las hojas de los arboles. O soplando fuertemente, demandando tu inmediata atención. ¿Hay algo de salvaje e indómito en el no? No puede ser controlado por ningún modo. ¿Cuál es su función? ¿Tiene una función? Lo que sí provoca es sensaciones. Emociones que se despiertan en un santiamén. ¿Hay algo de racional en nuestra relación con él? Quizás solo sea que presentimos en él nuestra fuerza, nuestra indomabilidad, nuestra innata capacidad de revelarnos a todo y arrasar con lo que se encuentre a nuestro alcance. Fortaleza y destrucción. Hay veces que en nuestras vidas es necesario un reinventarse y para lograr eso necesitamos destruir lo que había antes. Esa característica es la que me fascina acerca del viento, fuerza destructora y creadora a la vez. Nada es azar en la naturaleza, todo tiene una razón de existir, incluidos nosotros, observadores directos del milagro de la natura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s