Ilusión

Cómo es linda la tranquilidad de la soledad. Encontrar ese momento en el que te descubres a ti mismo. Un estado de animo para explorarse, para aprender y sentirse libre de ser todo y nada al mismo tiempo. Refugiarse en un libro o en observar la naturaleza, sentir la frescura del agua deslizándose por el cuerpo. Sentir, ser, pensar, observar y pasar a otra cosa. Deslizándose en cada momento sin ataduras. La libertad de sentir la vida en la piel, sin que nadie te diga o presione para ser la imagen de lo que quieren que seas. El ser está dotado de una libertad infinita y elusiva de la cual raramente hace uso. Estamos contaminados de las situaciones mundanas. Pero hay momentos fugaces en que el alma siente su grandeza, su enorme potencia que está encerrada en un ser finito y aún así consigue librarse de las ataduras que la tienen amarrada al suelo, y vuela. Momentos pequeños y muy grandes a la vez que nos permiten aterrizar de nuevo en suelo seguro. Pero el alma una vez más nos habla y aunque su voz sea solo un murmullo, nos dice “Vuela alto amigo, la tierra es solo una ilusión…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s